Seleccionar página

 En la novena edición del reality show emitido por América TV, Gran Hermano finalmente cedió ante los reiterados pedidos de Ivana Icardi, una de las participantes favoritas del programa, y cumplió su deseo al permitir que Dante Sendyk, ex concursante que había sido expulsado del juego, vuelva a ingresar a la casa.

Reencuentro romántico

 Después de recibir la carta que la participante le hizo llegar a través de la producción del reality show, Dante volvió a la casa para visitarla. El concursante sorprendió a Ivana en el ático, en donde la esperaba con un kilo de helado y un ramo de flores. En el reencuentro, del que miles de espectadores fueron testigos, no faltaron los besos entre los enamorados. Además, en un momento de la conversación, Dante le dijo a la participante que tenía que ganar el juego y le aseguró que la iba a estar esperando afuera de la casa.

 La afinidad entre Ivana Y Dante se notó desde que comenzó la convivencia y tenían una relación excelente. Por esta razón, Ivana comenzó a extrañarlo y a manifestar su deseo de volverlo a ver tras la decisión de Gran Hermano de expulsar a Dante Sendyk por haberse escapado de la casa.